18
October
2017
|
11:22
Europe/London

Crisis en las nubes

Summary

Ha sido un año duro y de muchos retos para la industria aeronáutica a nivel mundial. Distintos factores económicos y ambientales, sumados a la gran competencia entre las aerolíneas por el control de las mejores rutas, fueron algunos de los factores clave en los casos de Alitalia, Air Berlín y Monarch.

Ha sido un año duro y de muchos retos para la industria aeronáutica a nivel mundial. Distintos factores económicos y ambientales, sumados a la gran competencia entre las aerolíneas por el control de las mejores rutas, fueron algunos de los factores clave en los casos de Alitalia, Air Berlín y Monarch.

“A lo largo del 2017 hemos sido testigos de la crisis en el sector. Desde las cancelaciones de Ryanair y sus inconvenientes con los pilotos, las duras críticas a British Airways por obligar a los pasajeros a pagar por “snacks” en vuelos cortos, hasta el sonado caso del pasajero de United Airlines arrastrado fuera de su asiento, han sido sin duda las historias más virales del año para la industria turística” comenta Kate McWilliams, directora de LOTUS.

“Pero el conflicto va más de los retos de competencia o trámites administrativos. Por ejemplo el caso de Air Berlín afectará directamente al desempleo de una de las ciudades más turísticas de España” dice Kate. Según han confirmado fuentes del sindicato USO, la empresa despedirá a los empleados de la plantilla de su sede en Palma de Mallorca (unos 54 empleados), y a pesar de que la aerolínea Lufthansa firmó el pasado jueves un acuerdo para adquirir por 210 millones de euros la mayor parte de Air Berlín, y contratar a 3.000 de sus 8.000 empleados, ninguno de ellos será de la plantilla de la capital balear.

El cese de Monarch afecta a 9 destinos españoles

“La aerolínea era una de las más populares entre los turistas del Reino Unido que volaban a España en busca de “sol y playa” comenta McWilliams. En el transcurso de este año, la ahora desaparecida aerolínea, había movilizado a unos 2,48 millones de pasajeros a los principales destinos españoles como las Islas Baleares o Canarias. “Casi 70 vuelos han sido cancelados en 9 aeropuertos españoles (Alicante, Málaga-Costa del Sol, Menorca, Barcelona, Palma, Ibiza, Tenerife Sur, Gran Canaria y Lanzarote) que sin duda notarán la disminución de turistas británicos en los próximos meses” menciona Kate.

Pero, ¿Cómo llegó Monarch a esta situación? Muchos factores fueron los culpables de la crisis en la aerolínea. Unos de los destinos más populares de la empresa eran Egipto y Túnez, por lo que tras los ataques terroristas sufridos por ambos países, Monarch recibió un golpe muy duro en sus ventas. Esto sumado al aumento en los precios del combustible y la agresiva competencia de aerolíneas “low-cost”, no permitió la renovación de su licencia ATOL, dejando a esta emblemática línea aérea del Reino Unido, sin posibilidad de rescate.

Hoy finalizó el programa de repatriación de los turistas británicos afectados por el cese de Monarch. Un total de 570 vuelos especiales (unos 1.5 millones de millas aproximadamente) fueron necesarios para “rescatar” a los viajeros desde más de 30 destinos en 14 países incluyendo España, Portugal, Grecia, Italia, Suecia e Israel.

Los retos para el 2018

  • Mantener precios competitivos: Recientemente el touroperador Travelzoo ha revelado que se espera que las vacaciones les cueste a los británicos un 9% el próximo año. Sin embargo, estos precios escapan a los billetes de avión, ya que las compañías aéreas deberán mantener los precios competitivos a los que los clientes están acostumbrados.
  • Diversificar la oferta turística: Según un reciente estudio de la compañía Airbnb, cuando las familias británicas buscan vacaciones de sol y playa, España es lo primero que se les viene a la mente. Según estos datos los tres destinos españoles más populares entre los turistas del Reino Unido son Barcelona, Mallorca y la Costa Del Sol. Sin embargo, para mantener el liderazgo España debe apostar por la diversificación y atracción de turistas de todo el mundo y no sólo de los centro-europeos, venciendo la desestacionalización y luchando por la conservación del medio ambiente con un turismo de calidad.
  • Brexit: a medida que “avanzan” las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido, se hace evidente que el Brexit será sin duda un factor clave en el aumento de los precios, ya que todavía hay mucha incertidumbre sobre lo que significará la mudanza para los turistas del Reino Unido. ¿Tendrán las aerolíneas que negociar sus propios acuerdos? Esto sería un gran obstáculo por superar para grandes y pequeñas empresas aeronáuticas.